Asador de costillas Broil King®

69615

En stock

Hay pocas cosas más deliciosas que unas costillas bien asadas, con la carne desprendiéndose sola del hueso. Y este asador de costillas de Broil King es la herramienta última para conseguirlo. Vierte un poco de vino o cerveza en la base, coloca las costillas encima de la mini parrilla, cierra la tapa... y deja que la magia suceda.


119,95€

IVA incluido

Pídelo antes de 0 horas y 58 minutos y recíbelo mañana con Entrega express 24h

Añadir a favoritos

Más información del producto

Si preguntas a cualquier experto cómo cocinar las costillas perfectas, éste te va a responder: primero ahumando a bajas temperaturas, luego envolviéndolas en papel de aluminio para acabar de asarlas.

El asador de costillas de Broil King toma este segundo paso y lo perfecciona, llevándolo a otro nivel.

Se trata de un recipiente en hierro colado, que crea en su interior un efecto horno que mantiene las costillas húmedas, cocinándose a temperatura moderada, y en sus propios jugos.

En el interior del recipiente, encontramos una pequeña parrilla de acero inoxidable, que eleva las costillas separándolas de la base del recipiente. Es en esta base donde debemos verter un poco de agua, zumo, vino tinto o cerveza, para humedecer la carne y aromatizarla.

Así, las costillas se asan al vapor, en lugar de guisarse, como ocurre cuando se envuelven directamente en papel de alumnio.

Solo con usar este recipiente, conseguirás unas costillas asadas a la perfección, con toda su ternura y jugosidad, en menos de una hora.

Sin embargo, si dispones de tiempo, te recomendamos que sigas estos pasos para cocinar unas costillas realmente extraordinarias.

Cómo cocinar las costillas perfectas

1. Preparación. Utiliza un cuchillo afilado para separar la membrana exterior pegada a la carne. Retírala.

2. En caso de utilizar madera para ahumar, baña las virutas en agua previamente, durante al menos una hora antes de la cocción. Escúrrelas y colócalas en el ahumador.

3. Enciende la barbacoa para hacer cocción indirecta. Si tienes una barbacoa de dos quemadores, deja uno apagado. Si tienes una barbacoa de tres quemadores o más, apaga los del centro. La temperatura deseada es de unos 105°C. Coloca las costillas encima de los quemadores apagados, y deja que se ahumen durante 3 horas.

4. Es el momento de usar el asador de costillas de Broil King. Vierte en el interior la salsa elegida, por ejemplo, de naranja con jengibre, soja, mostaza y miel. La cantidad de salsa no debe llegar a la mini parrilla de inox (no queremos hervir las costillas). Con un poco basta. Coloca las costillas de forma vertical. Cierra la tapa del asador y sitúalo sobre la parrilla, o sobre las barras Flav-R-Wave, encima del quemador apagado. Cierra la tapa de la barbacoa. La temperatura ideal es de 149°C, y el tiempo, unos 60-90 minutos.

Sabrás que están listas cuando  la carne se retire del hueso, y solo con tocarla, se separe de él. Entonces es el momento de darles el toque final.

5. Retira las costillas del asador y recúbrelas de adobo (puedes ayudarte con este pincel de silicona Broil King). Ásalas vuelta y vuelta a fuego directo, durante unos 5 minutos. Puedes utilizar un soporte para costillas, o colocarlas directamente sobre la parrilla.

El resultado son unas costillas tostadas por fuera, de color y aromas intensos, y una carne melosa y tierna, que se separa sola del hueso. El sueño de cualquier amante de la carne, hecho realidad en tu barbacoa.

Características:

- Material: hierro fundido recubierto de una capa de porcelana

- Parrilla interna de acero inoxidable, eleva las costillas

- Diseñado para encajar sobre las barras Flav-R-Wave de Broil King

- Apto para cualquier barbacoa

- Medidas 42 x 15,5 x 17 cm

- Tapa encajable para un mejor almacenamiento

Accesorios imprescindibles